Emigrar: Una experiencia multicultural enriquecedora.

Emigrar: Una experiencia multicultural enriquecedora.

Si alguien me lo hubiese dicho quizá no lo hubiese creído, pero hoy que lo vivo estoy segura que emigrar, aunque nunca dejemos de amar a nuestra tierra, puede ser una bendición, pero como siempre depende de ti.

Hoy más que nunca estoy convencida de la perfección de la vida y de que somos energía… De acuerdo a la frecuencia en que vibramos atraeremos o alejaremos de nuestras vidas a ciertas personas, indirectamente también tiene que ver con tu actitud. Si decides salir de tu país siendo víctima como víctima te recibirán, en cambio, si te propones conocer gente, compartir, dejar una huella positiva en todas las personas que conozcas, sin prejuicios, serás un triunfador.

El ser humano se divide en dos tipos de personas: las víctimas y los triunfadores, ¿Cuál eres tú?. Sin lugar a dudas todos querrán responder que triunfadores, pero ¿actúas de verdad como un triunfador?. A mi parecer un emigrante triunfador va con la cabeza en alto contando las maravillas de su país, ojo sin desconocer los problemas, pero tampoco enfocado su atención en ellos, hay tantas cosas buenas que contar de tu país, en mi caso de Venezuela, que no veo necesidad de perder tiempo en detalles sin importancia y por demás pasajeros, por ejemplo cuando hablan pestes de mi país digo que circunstancialmente tenemos un mal gobierno pero que Venezuela tiene los mejores paisajes del mundo, el clima, las comidas y sobre todo su gente que la hacen un sitio apetecible para cualquier turista, que cuando esta tormenta pase los invito a conocerla y enamorarse de mi Venezuela.

Un emigrante triunfador sabe que será bien recibido, si eres un buena persona no tiene por qué ser de otra forma, cuando haces el bien sin mirar a quien, eres atento, detallista, gentil y no te dejas contaminar por prejuicios tontos y pasados de moda la gente te abre las puertas y te acepta como eres. Ah y un detalle muy importante lleva tu sonrisa a donde quiera que vayas porque será tu mejor carta de presentación, puedes incluso no hablar el idioma pero recuerda que así como los ojos son el espejo del alma, la sonrisa es el lenguaje universal, úsala.

Un emigrante triunfador aprecia las diferencias en lugar de acusarlas, aprende de lo distinto y se enorgullece de lo que ve, es abierto de mente y sabe que lo diferente lo complementa. Ama a las personas sin importar su color u origen, no discrimina y se siente feliz al aprender de culturas distintas. Apela a la calidez y camaradería porque nunca pierde su esencia, sin importar la clase social de la persona a la que está tratando.

Un emigrante triunfador que se va con su familia fortalece los vínculos y se crece en las adversidades, en la nostalgia por el país, por los afectos, por los seres queridos y amigos. Las dificultades lo hacen más fuerte de carácter y de espíritu, con más temple para afrontar las situaciones venideras, sin temor a equivocarme digo que un emigrante triunfador se vuelve más resiliente, porque no es fácil, pero vale la pena crecer en cultura, en experiencias, los cambios siempre son para bien, y ese es el enfoque que debemos darle.

Sin comentarios

Responder

18 − 17 =

English EN Spanish ES
WordPress Lightbox